Grecia construirá dos centros temporales de refugiados

Grecia anunció hoy la construcción de dos centros temporales de refugiados para contener la ola migratoria desatada tras la decisión de Turquía de abrir sus fronteras con Europa.

“Queremos construir dos centros cerrados en (la región norte de) Serres y el área metropolitana de Atenas con espacio para 1.000 personas. Necesitamos el apoyo de las comunidades locales. No podemos dejar a esa gente en las islas”, explicó el ministro de Migración griego, Notis Mitarachi, en una entrevista con el canal griego Skai TV.

Mitarachi explicó que el apoyo estatal a loa refugiados será limitado dado que solo podrán permanecer en esos centros durante 30 días.

“A partir de entonces, tendrán que trabajar para ganarse la vida”, aseveró el ministro y subrayó que “Grecia está por encima de todo”.

El anuncio llega después de una semana de disturbios y represión en la frontera turco griega, después de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunciara que ya no impediría la salida a los refugiados que quisieran cruzar a Europa.

Un grupo intentó derribar la valla hoy mientras otros arrojaban piedras a la policía griega, que respondió con gases lacrimógenos a la vez que la policía turca arrojaba gases a las fuerzas turcas.

Dos migrantes resultaron heridos aunque no quedó claro en qué circunstancias.

Erdogan pidió ayuda a Europa para que no se desate una nueva ola migratoria. Les advirtió a los líderes europeos que si querían evitar una crisis como la de 2015 tenían apoyar sus soluciones en el conflicto en la vecina Siria, donde el recrudecimiento de la violencia de las últimas semanas empujó a decenas de miles de personas a abandonar sus hogares para dirigirse a Turquía.

En la región siria de Idleb, donde desde ayer rige un alto el fuego, las tropas sirias, respaldadas por Rusia, han estado combatiendo contra los rebeldes islamistas del ex Frente al Nusra, con el apoyo de Turquía.

La Unión Europea y Turquía sellaron en 2016 un acuerdo por el cual Ankara recibió una suma de dinero a cambio de retener a los migrantes entre sus fronteras.

Erdogan anunció hoy que planea viajar a Bruselas el lunes para mantener una reunión de trabajo, sin dar más detalles.

El anuncio llegó horas después de que los ministros de Relaciones Exteriores de la UE, reunidos en Croacia, criticaran a Turquía por estar usando la desesperación de los migrantes “con fines políticos”.

Las autoridades griegas afirman haber frustrado más de 38.000 intentos de cruzar la frontera esta semana y detuvieron a 268 personas, un 4% sirias.

Por su parte, las autoridades turcas dicen que un migrante murió a principio de esta semana, algo que Grecia niega.

Además, un niño murió cuando se dio vuelta el bote en el que intentaba llegar a las isla griega de Lesbos junto a medio centenar de personas.