Colocaron una Baldosa por la Memoria en homenaje a José Pepe Tedeschi, salesiano obrero comprometido con los más necesitados en Villa Itatí.

 “Aquel que vive para que su vida sea feliz pero egoista, pensando en si mismo morirá, pero aquel que entregué su vida a los hermanos y hermanas más necesitados vivirá por siempre”, fueron las sentidas palabras del PastorArturo Blatezky al recordar la figura de José Pepe Tedeschi, el cura villero, el obrero, el que dejó su legado de compromiso por los pobres en Villa Itatí. Ayer se realizó el acto de colocación de la baldosa por la memoria en la sede de Belgrano 280 en Bernal, sede donde se formó el salesiano.

Ingresó en el seminario de Bernal en 1954, se unió a los curas salesianos y en 1967 fue consagrado sacerdote de la iglesia de María Auxiliadora. Primero lo enviaron a Mar del Plata, y al poco tiempo lo trasladaron a la Iglesia de Don Bosco, en Quilmes. Para ese momento, Pepe ya era parte de los 500 curas que integraron el movimiento tercermundista en Argentina y su vida quedó, desde entonces, ligada a los acontecimientos políticos y sociales que se vivieron tras el retorno de Perón.

Perteneció al Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo. Finalmente, dejó el ministerio y vivió en una villa en Quilmes. Militó en el Movimiento Villero Peronista y en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT). Fue secuestrado el 2 de febrero de 1976 y su cadáver apareció días más tarde con evidentes muestras de torturas. Farinello, Mujica, Novak fueron algunos de los nombres citados ayer en el emocionate acto del centro de la localidad quilmeña.

Las Baldosas por la Memoria  vuelven a darle entidad y presencia a los nombres que en ellas se inscriben, materializan su memoria, nos permiten reconstruir las historias de vida y militancia, reivindicar el compromiso político y la lucha de nuestros militantes populares. Trazan un puente entre las distintas generaciones, entre el pasado y el presente, evitando el olvido y fortaleciendo las políticas de Memoria, Verdad y Justicia. Estuvieron los representantes del colectivo local, el secretario de Derechos Humanos de la Municipalidad de Quilmes, Hugo Colaone, la hija de Tedeschi, Itatí y referentes de organizaciones sociales como de instituciones escolares de la zona.

El recuerdo

Mary Leyes, integrante del Colectivo Memoria, Verdad y Justicia, así lo recordó a Tedeschi: “la colocación de esta baldosa es una deuda de 44 años con Pepe Tedeschi, cura obrero perteneciente al Movimiento de sacerdotes para el tercer mundo, asesinado por las Triple A, el 2/2/76. Lo conocimos en los ´70, en el momento que tomó la decisión de vivir en la villa y lo acompañamos en esa tarea.

Fuimos a trabajar a Itatí, a tratar de mejorar la vida en el lugar, pero Pepe fue uno de ellos y ejerció su sacerdocio comprometiéndose con la vida cotidiana de los hombres y mujeres del barrio. Sin embargo, como lo conocimos mucho, sabemos que no querría que esta baldosa sea un mero recuerdo sino un llamado a la mirada crítica de nuestro compromiso actual con los sectores excluidos, marginales y sometidos a tantas injusticias”.

Fuente Data Judicial